Carne

La luna comulga con el monte

brilla por sus raíces, cuelga en sus ramas

y sin reconocer borde alguno

se desliza por algún capricho del río.

 

Sombras que ladran a las sombras.

Siempre de a dos, los perros entran por las picadas.

Destino cimarrón sobre sus lomos

que la niebla sepulta en pajonal de hastío.  

La carpincha silva una sola vez para llamar a sus crías.

Las nutrias gimen cual recién nacidos.

Orquesta espectral de ranas y grillos

en tenaz sinfonía para nadie

mientras los ranchos fantasean

y una lluvia de estrellas demuele sus sueños.

Oler la espesura del monte,

oír los misterios de la noche.

Leer el futuro en sus entrañas.

Cuando la carne se aquieta

y cae en la trampa del viento

un estruendo sordo adolece el silencio.

Mil pálpitos se digieren.

1/15

La serie “Carne” nace en abril del 2016, con la creciente más tenaz que azotó al sector insular en los últimos años. Imágenes que son secuelas de la noche en el monte, cuando el agua no deja mucho más para hacer que internarse en sus entrañas.